domingo, 2 de febrero de 2014

La portadora de almas - Victoria Vílchez.



Casandra no es una chica normal. Desde su infancia ha vivido torturada por su don. No solo es capaz de ver las almas que han quedado atrapadas en su mundo, sino que además tiene la capacidad de guiarlas a través del túnel que conduce al más allá.

La aparición de Gabriel, un chico desconocido que parece conocer su secreto, la situará en medio de una vieja lucha que lleva siglos desarrollándose.
Mientras Casandra descubre quién es realmente Gabriel y la irracional atracción que siente por él se transforma en algo más profundo, tendrá que lidiar no solo con los fantasmas que la acosan, sino con aquellos que ansían hacer uso de su poder.
¿Y si todo lo que pudieras hacer para salvar a la persona que amas, fuera condenar tu alma?






Que la novela me enganchó y que prácticamente no pude dormir es un hecho, las doscientas noventa y dos páginas las leí en menos de un día. Y no, no salté ninguna página.

¿Por qué el libro es tan adictivo? Digamos que la historia se puede dividir en dos partes de tal forma que en la primera nos morimos por saber qué y quién demonios es Gabriel, capítulo tras capítulo el lector va haciendo conjeturas que tienen su sentido pero erróneas a más no poder. 

Me niego a estropearos la fiesta, así que no os diré de qué va el libro realmente, porque así sentiréis lo que padecí yo: quedaréis boquiabiertos con el gran giro que pega la novela. Así que esta crítica va a ser un tanto sucinta.



Respecto a la segunda parte, versa sobre cómo va a hacer la autora para salir del berenjenal, porque era bastante complicado, personalmente he quedado satisfecha: ha quedado creíble y convincente. Es algo que agradezco, he leído muchas historias que empezaban muy bien, y que las autoras lo quisieron complicar tanto que luego no sabían darle remedio al asunto, y el libro cayó en picado. El final de esta novela os guarda otro 'sorpresón'.

Gabriel es...un chico (por denominarlo de alguna forma) dulce y divertido, hay que advertir que los protagonistas no empiezan con muy buen pie, y se pasan la mayoría de los primeros capítulos discutiendo. diálogos muy ingeniosos y divertidos.





Casandra es una joven de armas tomar, con un poderoso don (o maldición como ella lo llama) que le dificulta tener relaciones sociales fluidas. Ver muertos es lo que tiene, y obviamente el resto de la gente no lo sabe, excepto su familia. 

Cuando conoce a Gabriel todo su mundo se tambalea ¿quién es ese extraño chico con ojos oscuros que provoca extrañas sensaciones en mi cuerpo? Su relación es un amor-odio al principio la mar de simpático. 

-No puedes tratar de encerrar en una única palabra lo que siento por ti, Casie-admitió él-. El fuego de mil infiernos no alcanzaría al castigo que supondría perderte.



En cuanto a los personajes secundarios qué decir, me encantaría que dos de ellos tuvieran un spin-off (se lo merecen), sobre todo la prima de Casie (Lena) con cierta personita que me ha encantado y cuyo nombre empieza por 'D' (ahí lo dejo).


La portadora de almas es una novela juvenil (Young adult), cargada de magia, misterio y de grandes sorpresas. El amor imposible cobra gran protagonismo en esta historia y, os aseguro que vais a caer rendidos a los pies de Gabriel; es de esos personajes que dejan huella. Y lo más importante: está muy bien escrita. 

Sin lugar a dudas Victoria Vílchez es una autora que hay que seguir muy de cerca.


"-Creo que en tu mundo todo lo bueno siempre requiere un sacrificio-puntualizó-. La cuestión es qué clase de sacrificio vais a tener que realizar vosotros."

La portadora de almas (Edición Especial)


Muy bueno.

Image and video hosting by TinyPic
Back to Top