Slider

Cónclave de consejeros: ¿Una imagen vale más que mil palabras?

sábado, 18 de enero de 2014

¿Una imagen vale más que mil palabras?


Odio admitir que en muchas ocasiones me he dejado llevar por una portada bonita, algunas veces sin leer el argumento, mi última locura fue con El amante demonio: una novela romántica paranormal y con una cubierta preciosa ¡seguro que está genial! pensé.


En realidad fue uno de los peores libros que tuve el "honor" de leer en el 2013 y ahora sí que no pico más, después de gastar 18 euros he aprendido la lección, por fin. Pero, siendo sincera, la novela de Juliet Dark no ha sido la primera que me ha dejado con esta sensación de... decepción, y es que me he dejado llevar por muchas caras bonitas.

Últimamente he estado observando, sobre todo en los autores autopublicados, que se esmeran por conseguir una imagen potente, llamativa y hermosa para volver loco al lector, pagando para que les hagan una portada de este estilo sin pararse a pensar en lo más importante.

Splintered (Splintered, #1)
Este es un ejemplo de portada e historia preciosa. Una novela de 10.



Verdaderamente, a todos los lectores nos encantan las cubiertas cuidadas, con portadas bonitas e interiores decorados. Y esto ayuda un montón a la hora de vender una historia, pero ¿qué es más importante en interior o el exterior?

Porque yo, como lectora, puedo comprar una novela con una encuadernación y una portada que me dejan eclipsada por su belleza, pero que a la hora de leerlo me entren ganas de arrojarlo por la ventana. 


Porque sí, podéis hacer que piquemos una vez, pero aquí una servidora tiene una lista de "autores que no voy a volver a leer nunca más". Tened en cuenta que una portada no puede, ni nunca podrá, tapar lo que se esconde en el libro que representa.

Al comienzo hacía mención a los autopublicados pero también siguen esta jugada algunas editoriales, aunque me he encontrado muchos menos casos. Donde más ejemplos encontramos es en Amazon con los autores indies.

Es cierto que una autopublicación puede llegar a costar mucho dinero, si no tienes ni idea de hacer portadas y si no eres corrector, pues vas a tener que desembolsar bastantes euros (si lo quieres hacer bien, claro).

Aquí es donde llega el quid de la cuestión: si tienes que escoger entre una grandísima portada y una buena corrección ¿con qué os quedáis?

Tic, tac, tic, tac...



Sin lugar a dudas me quedo con la corrección. 

Una de cal y otra de arena: también he conocido verdaderas delicias en Amazon, escritas de forma magnífica y con portadas feas o bonitas, hay de todo. Pero me quiero centrar en las grandes decepciones, que para mi pesar han sido muchos.

Vamos a ver os propongo dos situaciones con sus respectivas consecuencias a ver qué os parecen:

1. Libro con una portada tan bonita que hace que te salten las lágrimas de la emoción, leo el argumento y me llama, por lo que me hago con él. Empiezo a leerlo y no hay Dios que lo entienda, me he gastado X dinero para una historia ilegible (te dan ganas de devolverlo). ¿Qué haríais? Bueno, yo no lo dudo: no leer más de ese autor o de esa autora, como mucho otro más para no tener ninguna duda.


2. Libro con una portada tan fea que te hace llorar del dolor, leo el argumento y me atrae la sinopsis, lo compro. Empiezo a leerlo y veo que está tremendamente bien escrito, me engancho y lo termino en un suspiro. ¿Qué hago en cuanto finalizo la última página? Meterme en Amazon para ver si tiene más novelas y comprarlas.




¿Veis la diferencia?

Es cierto que el 2º quizás tenga más dificultades al principio para venderlo, porque las portadas ayudan mucho, somos así de influenciables qué le vamos a hacer, pero con el tiempo el "boca a boca" ayuda aún más, y leyendo críticas y recomendaciones de otros lectores, la novela va a tener más ventas.

Desde otra perspectiva: tú, escritor, pásate al otro bando: al del lector ¿ves justo pagar 18 euros por una novela que no tiene un nivel mínimo?

Y no hablo solamente de faltas graves como cojer o abló, o de faltas 'leves' como una tilde o una coma (que OJO son muy importantes y parece que algunos autores las tienen castigadas, no es lo mismo CÓMO que COMO y a veces estos despistes hacen más lenta la lectura porque no sabemos qué demonios queréis decir), sino también de cómo contar las cosas, he leído libros que parecían una redacción de inglés de la ESO ¿a qué me refiero?


Mi profesora de inglés recomendaba a los alumnos que andaban un poco perdidos en la asignatura, que para el writing escribieran frases cortas, algo tipo: Fui a la playa con mis amigos. El mar estaba calmado. Empezó a llover y nos fuimos. Este pequeño fragmento no tiene ni una falta ¿pero está bien escrito?

No de forma tan exagerada, pero algo del estilo me he encontrado en muchas novelas, así que siendo muy cruel, y espero que nadie lo tome como ofensa personal:

Mi opinión es que todo el mundo puede escribir pero no todo manuscrito puede (o no debería de ser) publicado.

En muchas de mis entrevistas siempre veréis una pregunta recurrente ¿el autor nace o se hace? Ambas pero ojo, que la segunda fase es la más importante, creo que hay que tomarse la molestia de corregir los fallos, intentar avanzar y mejorar. ¿Quién te puede ayudar? PUES UN CORRECTOR que para eso estudiaron y se formaron.


No vale decir que un escritor pone la imaginación y el corrector de la editorial ya se encargará de solucionarlo. No, señoras y señores, el corrector no puede reformular todo el manuscrito, hay que poner un poco de vuestra parte. 

Y respecto a los autores autopublicados es cierto que no tenéis el apoyo de una editorial para que os corrija los manuscritos, pero eso no os exime para que los lectores os demos un toque con vuestras novelas cuando están mal escritas. Me he centrado en especial en vuestro caso, porque normalmente os veis en la tesitura de escoger entre portada y corrección, fundamentalmente por motivos económicos.

Por último, no es cuestión de gustos, esto es totalmente objetivo: una novela o está bien escrita o no. La subjetividad se encuentra en el género, los protagonistas, etc que dependen de cada persona.

Conclusión: Lo importante es el interior.

Aunque no en todos los ámbitos... ;)



Os pido que os toméis este artículo como lo que es: una opinión personal, que puede resultar útil a alguien o no.



Image and video hosting by TinyPic
--> Los libros que aparecen a lo largo de la entrada me han gustado, podéis encontrar sus reseñas en el blog.

CopyRight © | Theme Designed By Hello Manhattan