Slider

Pasión en Marrakech - Mar Montilla.

domingo, 13 de octubre de 2013


Pasión en Marrakech (Tombooktu Erótica)

Una novela llena de exotismo que te hará viajar al desierto del Sahara y colmará todas tus fantasías eróticas de fondo arabesco. Edurne es una mujer madura, guapa, rica, fría y superficial. Divorciada y sin hijos, ejerce como ginecóloga en una clínica de su propiedad, en San Sebastián, y de vez en cuando viaja. Ésa es su única válvula de escape. Marcada por la traición de un marido al que adoraba, no ha vuelto a enamorarse. Desconfía de los hombres y considera el sexo algo aburrido de lo que se puede prescindir. Hasta que decide tomarse unas vacaciones y viajar a Marruecos, país que desconoce y del que ignora por completo las costumbres. Allí, sufre una progresiva transformación que la va sumergiendo en un mundo de colores, aromas, sabores y placeres que jamás sospechó. Descubre la belleza de la vida y la de los magníficos hombres con los que se irá encontrando en esa experiencia sin precedentes. Hombres de mirada penetrante y sensualidad a flor de piel que la iniciarán en los secretos más eróticos y libidinosos.



Edurne es una mujer que ansía vivir, salir de su rutinaria vida, y conocer aquello que ha perdido durante años. El príncipe ideal con el que compartió muchos años de su juventud, acabó saliendo rana. La dulce y joven Edurne, inocente y recatada, que adoraba y veneraba a su marido se fue marchitando, la luz de sus ojos se apagó definitivamente, cuando salió de su engaño.

Tras un excitante sueño, nuestra protagonista decide adentrarse en las calurosas y arenosas tierras de Marruecos, en Marrakech, un lugar paradisiaco en donde se recrea con los paisajes y... los arrolladores marroquíes.

Durante su estancia, sobre todo al principio, Edurne hace lo que quiere, cuando quiere y con quien quiere, sin importarle nada, su meta es pasarlo bien. Se acuesta con distintos hombres, en total tres (o casi), sin pensar en las posibles consecuencias y el daño que puede hacer. Parece una adolescente.

La primera parte del libro se me hizo bastante lenta, no tenía mucho aliciente salvo saber con quién se iba a la cama. Y en la segunda, cuando aparece el romance, se me quedó un tanto cojo, demasiado rápido y un tanto forzado.

Como dije antes, Edurne en los primeros capítulos intenta ser una femme fatale, de aquí te pillo aquí te mato, pero cuando va madurando y asentando la cabeza con un jovial y apuesto hombre, la historia mejora. Me hubiese gustado más profundización y detalles en esta última parte, en cómo la pareja logra superar sus diferencias, creo que lo trata de forma superficial.

No todo son cosas negativas, los personajes masculinos me han gustado mucho, sobre todo Otman, y la ambientación exótica es exquisita, un lugar magnífico para desarrollar una novela de este estilo. La protagonista es la envidia de muchas mujeres ¡será por pretendientes!

Sinceramente, estoy entre el "regular" y el "bueno", me decanto por esta última porque en contadas ocasiones, me han hecho gracia las ocurrencias de la protagonista.




Photobucket
CopyRight © | Theme Designed By Hello Manhattan