sábado, 7 de septiembre de 2013

No solo un sueño - Lola Rey.


Lola Rey - No solo un sueño
La bruma de Londres tiene oculto un encuentro: una mujer corre, huye en apariencia de algo. Un hombre decide frenar su carruaje, hacerla subir, llevarla lejos de aquello de lo que escapa. Ausente de las circunstancias, alejados del secreto que la muchacha esconde, ambos se entregan a lo que la noche y sus propios cuerpos les reclaman.
A la mañana siguiente él, Tyler Collingwood, hermano del conde de Kent, percibe todo distante, nebuloso, como si solo se hubiera tratado de un sueño. Apenas algunas ausencias materiales se empeñan en constatarle que no es así.
Dos años después no puede creer que ella esté ahí, en la residencia del conde, que insiste en verlo, que dice llamarse Edmée Gordon, que se obstina en darle a conocer un hijo de ambos que tiene un parecido innegable con el padre. La desconfianza y la protección se acumulan en él, que decide saber de qué huye la muchacha y la cobija en la mansión. A partir de allí la vida de la casa dará un vuelco, y tanto Edmée como Tyler deberán confrontarse a sí mismos, vencer prejuicios y miedos para demostrarse que lo que han vivido no es solo un sueño, sino que ese sueño puede multiplicarse.


Nunca nadie más es una de mis novelas preferidas de romántica histórica, cuando me enteré de que la autora iba a escribir una novela del hermano de Alex, no pude evitar ponerme a dar saltitos de alegría.
En esta historia conoceremos al otro yo de Tyler, un hombre un poco inseguro y reacio a confiar en la hermos
a dama que le humilló, pero también nos reencontraremos con el hombre que conocimos en el libro de Alex, una persona leal a su familia y cariñosa. Es imposible no cogerle cariño.
Tras la peculiar forma en la que se conocen los protagonistas y lo rápido que intiman, me esperaba indiferencia por parte de Tyler, como que Edmée no había sido más que una mujer sin nombre en su vida, y así pensé que era hasta que la muchacha vuelve a aparecer en la vida del noble. Tyler saca las garras y se niega a caer en las redes de la misteriosa mujer, está resentido e intenta olvidarla con toda su alma.


El protagonista se opondrá con todas su fuerzas en confiar en Edmée, se esforzará en pensar lo peor de ella, e incluso en alguna que otra ocasión, dejarle claro lo que piensa de ella, pero se dará cuenta que su corazón se niega a pensar mal de la joven, y se odia a sí mismo cada vez que la hiere.
Un oscuro secreto pesa sobre la reticente pareja, y la realidad solo la conoce Edmée ¿se arriesgará a confiar en Tyler? Lo que comienza como desconfianza pasa a ser protección, y la muchacha pondrá todo su empeño en que la verdad no salga a la luz, so pena de que sus seres más queridos pierdan la vida por ello. Pero la carga que guarda desde hace tres años la asfixia poco a poco ¿cómo podrá acabar con el destino que tiene preparado para ella el barón?
Tyler se siente absolutamente fascinado por Edmée, una mujer misteriosa y atractiva, sus peculiares ojos grises ocultan el miedo, pavor por alguien que la está acechando ¿pero podrá confiar en ella? Una relación que no empezó con buen pie, creada sobre pilares inestables, ¿cómo conseguirán afianzarlos si no confían el uno en el otro?

La inesperada pareja tendrá un nexo que les facilitará mucho las cosas, el pequeño Adam, el fruto viviente de una noche apasionada.
No solo un sueño recoge la historia de un hombre ingenuo que juró no casarse nunca, que no creía en el amor verdadero, y una preciosa mujer de cabellos oscuros que vive con la incertidumbre de si al día siguiente se despertará con vida. Una novela apasionante, bien escrita y cargada de ternura.
Por cierto, el título tiene su significado, que no desvelaré, si la leéis sabréis el porqué. Esto es algo que valoro mucho de las novelas: los títulos, que tengan que ver con la historia, me parecen importantes, y a muchos no les encuentro el sentido.


Photobucket
Back to Top