lunes, 16 de septiembre de 2013

Espejito, espejito - Amanda McIntyre.

Amanda McIntyre - Espejito, espejito

Al contrario que los anteriores, el amante número diecisiete dejó a Charlie deseando volver a verlo, y por primera vez, se arrepintió del acuerdo que tenía con Paul, su esposo. El suyo era un matrimonio muy poco convencional. El poderoso marido de Charlie no podía experimentar las relaciones sexuales en persona, y le proporcionaba a su esposa una serie de amantes anónimos, jóvenes y guapos, para disfrutar de las relaciones de su mujer mediante unas cámaras que había colocado tras los espejos. Era un acuerdo que había sostenido su matrimonio, pero Charlie estaba empezando a sentir que su vida amorosa era como una jaula de oro. Un día tuvo un encuentro casual con aquel amante número diecisiete, y se produjo algo prohibido: una sesión de sexo ardiente en el probador de una tienda de ropa para hombres, sin cámaras ocultas que pudieran entrometerse en su placer. O eso pensaba ella. Entonces, las cosas comenzaron a volverse verdaderamente surrealistas, y Charlie descubrió que nada era lo que parecía.
Crítica:
Es difícil hacer una crítica de un libro tan cortito, apenas unas 44 páginas y es muy complicado también, que un relato abra tantos frentes y quiera zanjarlos en pocas frases. Entonces queda en un amago de lo que podía ser una buena historia corta.
Charlie era una mujer felizmente casada con un multimillonario que la quería con locura, Paul, pero un día su marido sufrió un accidente y quedó tetrapléjico. No queriendo privar a su esposa de los "placeres de la vida conyugal", le contrata cada día un amante distinto, y él ve a través de cámaras cómo disfruta su mujer.
Pero resulta que uno de esos múltiples amantes, el diecisiete, le hace tilín a Charlie, y Paul algo debió de sospechar o quizás fuera cuestión de casualidad, que el gran amante acaba siendo despachado, y Charlie no lo volverá a ver ¿o sí? ¿Se atreverá Charlie a desafiar a su controlador marido?
Es cierto que me sorprendió mucho un detalle, y es el (pequeño) papel que juega el "capricho/amante 17" de la mujer de Paul. No me lo esperaba y creo que fue lo único que me gustó.
Quedaron muchos temas sin tocar, que eran muy interesantes y podían dar mucho juego, pero quedó todo en el aire, en las 44 páginas que forman la novela, hay bastantes escenas de sexo (en relación con las páginas), intentos de trama que no tiene que ver con el plano sexual, pero que la autora prefiere obviar, con lo que el libro queda cojo e incluso un poco incoherente.



Photobucket

4 comentarios:

  1. La portada me recuerda un poco a la de esplendor, el final d la saga latidos.
    Es una lástima que, siendo tan corto, la autora le haya dado importancia a otras cosas y haya hecho una historia un tanto incoherente. No me llama especialmente, la verdad.

    ResponderEliminar
  2. A mi este relato no me gustó nada, la verdad. Me hizo decidir que no iba a leer ningun otro de esta autora.

    Esta antología la verdad es que me decepcionó mucho, quitando cuatro relatos... Los demás no me pareció absolutamente nada destacables, y este no está entre los que me gustaron.

    Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  3. No creo que lo lee, y es que es normal que en 44 páginas poco se puede contar sin que no quedan cosas en el aire. gracias por tu opinión.

    Besos :*

    ResponderEliminar
  4. Bueno, estoy de acuerdo con lo que comenta Lorena, es tan difícil reseñar un libro tan corto y si además, como nos cuentas, se desea cubrir tantos frentes en tan pocas páginas, puede resultar complicado.

    Gracias por compartir tus impresiones.

    Besos.

    ResponderEliminar