martes, 16 de julio de 2013

Dime si es amor - Claudia Cardozo.






Anne Richards es una joven alegre y de buen carácter, con una familia que la ama y buenos amigos, y que un día cualquiera, sin saber lo que le depara el destino y por ayudar a su hermano favorito, se involucra con Will Zorbander, un arquitecto de mal carácter, aunque mucho más complejo de lo que parece a simple vista. Entre ellos nace una atracción que empieza como una simple amistad, pero que poco a poco se convierte en algo más profundo.



Anne renunció al amor en su vida, decepcionada por las mentiras y el engaño, pero en el momento menos pensado, por las circunstancias más inesperadas, el hombre al que jamás pensó siquiera acercarse, despertó en ella sentimientos del todo desconocidos. Will era un hombre bueno, aunque reacio al compromiso y a creer en el amor verdadero, pero la irrupción de Anne en su vida le obligó a replantear todas sus creencias. ¿Podrán dos seres tan desconfiados entregarse al amor sin temores?
Una novela fresca, divertida, y muy actual, en la que podremos emprender de la mano de nuestros protagonistas la búsqueda del verdadero amor.




Había leído otra novela de esta autora, En busca de un hogar, pero en un género totalmente distinto (histórica). Cuando vi que se lanzaba a escribir contemporánea, no pude evitar morirme de curiosidad para ver cómo se desenvolvía, ha pasado la prueba. Dime si es amor es una historia sencilla, dulce y amena.

Anne es una joven artista que siempre ha luchado por su vocación, y en un momento dado quiere ayudar a su hermano (Ben) a encontrar su camino, él anda muy desanimado y necesita urgentemente un incentivo, antes de que tome una decisión errónea que acabará con su brillante futuro.

Su hermana intenta luchar contra el bloqueo de Ben, y para ello no dudará en hablar con un arquitecto famoso para que guíe a su hermano en la carrera, para que le devuelva la ilusión. Y ese experto es Will, el protagonista de esta historia.

Al principio su relación en bastante tirante, pero casi al instante se transforma en una interesante amistad, quizás me hubiese gustado un poco más de dramatismo y enfado, para hacer la relación más tensa y poco a poco ir encauzándola. Porque al tener tan buen rollo al principio, la atención del lector decae en algunos momentos porque no hay aliciente.

Me gustó ver cómo el mejor amigo de Eric se relaciona con los de Anne, teniendo complicidad entre todos y armando buenas faenas a la pareja para que se acaben de conquistar mutuamente. Y el pobre Will que es un inocente se traga todas, la historia para no dormir que se inventó Eric respecto al tejado de Anne, era casi surrealista.

Creo que falta un poco más de garra en los protagonistas: más pasión, dramatismo, sentimientos encontrados, no sé más chicha... me resultó en algún momento plano, como decía antes, un tanto llano. Faltan esos "subes" y "bajas" en plan montaña rusa que te den un vuelco al estómago.

En general, es una buena novela, bien escrita y recomendable para pasar un buen rato. Cargada de dulzura y amistad.

Valoración: Bueno.

"—Y obsesiva, complicada, terca, nunca se rinde…
 —A mí todo lo que has dicho me suena a virtudes.
—¿En serio? No estoy tan segura.
—Ya, tal vez pueda ser un poco complicado, y me obsesiono con facilidad, ¿te estás arrepintiendo? Porque acabo de oírte decir que estabas dispuesta a ayudarme también.
 Ella negó con la cabeza y lo abrazó con fuerza. —No, no me arrepiento—acercó los labios a su oído y le susurró algo muy bajito—. Lo vales. "




Agradecimientos a la autora.




Photobucket

4 comentarios:

  1. Pues no tiene mala pinta!

    Gracias bicho ;) Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Tenía muchas ganas de leer una reseña de esta novela :)
    Creo que me gustará :)
    Muchas gracias por tu reseña :)

    ResponderEliminar
  3. Yo la leí el fin de semana y me gustó.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tu reseña, Marta, me alegra que disfrutaras de la historia.

    Besos.

    ResponderEliminar