Slider

París, luna roja - Blanca Álvarez.

viernes, 26 de abril de 2013



paris, luna roja-blanca alvarez-9788408112518


Él es un príncipe azul, guapo hasta decir basta. Ella, en cambio, no es gran cosa. 

Sabe que tendrá que ingeniárselas para gustarle, para conseguir una segunda mirada suya… Pero que no sea guapa no significa que no sea capaz de envolverse de morbo y de misterio hasta volverlo loco a él, el ángel de cabellos negros y ojos esmeralda… ¡Ay, la atracción!

A ella le ha bastado una apuesta envenenada y el convencimiento de saberse una princesa que no se cruza de brazos hasta conseguir lo que quiere...

¿Quién ha dicho que los feos no pueden ser enormemente seductores?





Tenía muchas ganas de leer esta novela, por varios motivos, entre ellos la sinopsis por supuesto, pero sobre todo por esta breve reseña “En la línea de 50 sombras de Grey, para un público algo más joven”. Al principio me quedé perpleja, pensé ¿Cómo va a ser una novela juvenil-erótica? No entendía nada, porque 50 sombras es bastante explícito y esto, por definición, en una novela juvenil no tiene cabida.

Como sabéis, cuando una novela juvenil va más allá de la mera descripción de un beso, pero sin llegar a los detalles de una novela adulta, se la denomina Young adult.

La pregunta del millón, entonces ¿qué consideras que es ‘Paris, luna roja? Pues, para mí, una novela Young adult, pero con algunos matices.

De mano descarto totalmente que sea erótica, así que si pensabais comprar esta novela porque querías leer unas cuantas escenas de sexo entre jóvenes, este no es tu libro. Para haceros una idea es de explícito como Maravilloso desastre.

Lo que sí reconozco es que va dirigido a un público más maduro, la nota que trae en la portada de: “recomendado para mayores de 16 años” creo que es vital; y ello por varias razones:

Bueno la primera y más evidente es que el vocabulario que a veces utilizan es un poco… subidito, para una novela juvenil, por poneros un ejemplo:

 “La sangre de los dos, mezclada con sus salivas primero, con los líquidos de sus sexos húmedos después”.

Pero bueno que tampoco para calificarla de erótica, la parte más “explícita” es la del final, el resto es bastante ligero.

Otro motivo es que la protagonista es bastante peculiar, dice y hace cosas que chocan un poco, pero precisamente es lo que da ritmo y “chicha” a la historia, a Georgia le gusta mucho experimentar, y a veces dejará a Dámaso boquiabierto, proponiéndole cosas…innovadoras por así decirlo.

No pretendo con esto que penséis que hay trios ni sado ni del estilo, pero bueno a veces a la chica se le ocurren unas ideas que dejan al joven temblando, pensando ¿lo dirá en serio? El ejemplo que os ponía de un trio, bueno pues ella se lo propone un día de repente, como si estuviera hablando del tiempo. Aunque por mucho que proponga al final le da por otro lado, y se olvida de su última idea brillante, y se le ocurre otro plan mejor.

Sí, Georgia es así, alocada e impulsiva. Su mente siempre está maquinando, y vuelve al pobre Dámaso loco.

Pero eso es precisamente lo que quiere ella: enloquecer al joven ángel, un veinteañero que tiene un rostro demoledor, que siempre consiguió lo que quiso con una sonrisa, y que tiene a todas las chicas locas.

Y es precisamente en un momento de decaída de Dámaso donde comienza el libro, se da cuenta de que su vida es aburrida: a pesar de tener una novia estupenda y un cuerpo de infarto, y la vida prácticamente “programada” decide dejarlo todo y huir a París, a la ciudad de los poetas.

-¿Y eso de la luna roja?
- Lo estaba ¿no?- El asintió-. No todas las lunas son iguales, poeta: la luna amarilla es la de los asesinos, está comprobado, se cometen más asesinatos bajo esa luna; la luna de Nissan es tan perfecta que enamora…
-¿ Y la roja?
- Esa es la de los cambios radicales.


Allí conocerá a la excéntrica y original Georgia, que no es para nada el tipo de Dámaso, ni tan siquiera se giraría a mirarla si coincidiera por la calle, pero ella no se dará por vencida, le lanzará un reto bajo la Luna roja: ¿crees que todas las mujeres caen rendidas a tus pies? Pues intenta conquistarme a mí ¿Quién ganará esta batalla de voluntades?

-      "-A ver, Dámaso, estar con Georgia es como conducir un coche a ciento cincuenta por hora, ¡emocionante! Pero la vida no siempre es una autopista; ya sabes, existen carreteras comarcales, puentes, baches…,cotidianidad en definitiva: y no se puede vivir a diario a semejante velocidad."


Aquí empieza el juego y Dámaso no se dará cuenta de que ha caído en la trampa de Georgia, ella conoce todas sus imperfecciones y defectos, pero en vez de lamentarse u ocultarlos, los muestra haciendo que la joven “fea” para los rígidos cánones de belleza, resulte “exquisita” para los parisinos y el español con cara de ángel.

La intriga que rodea a la joven, sus gustos y confianza en sí misma, hace de ella un imán irresistible para los hombres, pero Georgia solo está interesada en uno: Dámaso.

“Los otros ven aquello que nosotras queramos que vean. Si te rodeas de misterio, bruma, exotismo o dificultad, nadie se resistirá a tus encantos. En definitiva, verán en ti la imagen que deseen ver”.


Él intenta acercarse a ella en más de una ocasión, ansía tocarla y besarla, pero no lo tendrá tan fácil: es ella quien decide en dónde y el cuándo, quiere volver loco de deseo al muchacho, para que sepa que no puede vivir sin ella. Porque si la caza se la pone demasiado fácil ¿quién dice que Dámaso no acabe cansándose de ella?

-        " - ¿Georgia? – preguntó cuando respondieron al quinto timbrazo.
-          -Claro.
-          -Soy Dámaso.
-          -Ya.
-          -¿Tomamos un café?
-         - Nunca tomo café."


Sin duda el pilar de esta novela es Georgia, ver cómo la coraza del protagonista frío y narcisista se destruye por una joven totalmente opuesta a sus gustos. Cómo cae rendido a sus pies, y para qué negarlo, la muchacha le mete unos cortes que lo pone al hilo, muy interesante.

Pero creo que la historia es bastante light, cuando la leía avanzaba y avanzaba y había momentos en los que me planteaba qué me quería transmitir la autora. Creo que mejoraría si tuviera alguna otra historia y no solo se centrara en la pareja, quizás tendría más enganche. No sé, me dejó muy indiferente.

Creo que necesitaba más profundización, esto es, más descripciones; sobre todo para conocer más a la protagonista, que a veces me descolocaba mucho. Y Dámaso cojea bastante como personaje, a mí al principio me parecía un arrogante, supongo que era lo que pretendía la autora (príncipe azul que queda destronado por la jovencita poco agraciada) pero fue el único sentimiento (y bastante leve) que me provocó.

-     " -Digo que, cuando te “disfrazas”- intentó recalcar la palabra-, corres el riesgo de que no exista esa segunda mirada.
-     - ¿Por qué un riesgo? Míralo mejor como yo: es una prueba, quien no la supera, no merece conocerme."


Falta más romanticismo o escenas mejor descritas para entender que ese deseo intenso pase a ser un amor para toda la vida, y que al joven libertino se le cayese la venda.

¿Lo recomiendo? Quizás para pasar una tarde, o leer en la playa, sí. Pero no es de los que dejan huella, ni de los que suelen recordar cuando estás en Babia. 

La valoración oscila entre regular y bueno, me decanto por esta última por la calidad de la protagonista, por ese carácter y el cambio de roles: chica dominante, chico sumiso.













Photobucket
CopyRight © | Theme Designed By Hello Manhattan