viernes, 5 de octubre de 2012

La vida de una rosa - Laura Tejo.



“El remordimiento es un gusano que te corroe las entrañas sin piedad”. Así comienza
Laura Tejo a contarnos su vida. Junto a ella seremos niños y creceremos en León, su
ciudad natal, durante la Segunda República y la Guerra Civil españolas; conoceremos su
noviazgo con Helmut Mayer, un piloto de caza de la Legión Cóndor; viviremos el
ambiente de Berlín, en especial el verano anterior al comienzo de la Segunda Guerra
Mundial... Las tácticas de combate aéreo, los bombardeos aliados y la destrucción de
Alemania ocupan un lugar destacado en su narración, así como la lucha por la
supervivencia en Frankfurt, al final de la Guerra. También, de la mano de Laura Tejo,
recorreremos algunos de los lugares más bellos del mundo: California, Bali, Hawái,
Argentina... ¿Libro de Memorias? ¿Confesión? ¿Autobiografía? ¿Catarsis? En todo
caso, el lector se encontrará con una obra literaria excepcional, que se lee como una
novela, imposible de abandonar hasta su sorprendente e inesperado final.


Sinceramente, creo que para un reseñador hay dos situaciones extremadamente difíciles; una de ellas es cuando tiene que dar una opinión negativa, resaltando dónde, a su entender falló o flojeó la novela, siempre intentando ser constructiva, no destructiva. Pero otro momento controvertido, es cuando tiene que hacerla sobre una novela que le ha transmitido tantas emociones que es exageradamente difícil traspasarlo al ‘papel’
.
No voy a alargarlo más, así que en este caso, estamos ante la segunda situación. La vida de una rosa, es una novela increíble, sí, creo que esta palabra la define a la perfección.

Se divide en cuatro partes, no os voy a detallar cada una de las mismas porque os mataría la magia, pero sí que se dividen por lugares y momentos distintos.

De la mano de Laura, conoceremos la España republicana y franquista: sus costumbres, literatura, necesidades, normas, deseos y su sociedad. Pero también nos haremos casi expertos en los hábitos y vivencias alemanas, debido al pacto entre Hitler y Franco, en León habrá algunos aviadores alemanes. Y uno de ellos, tomará gran protagonismo en esta historia, robándole el corazón a nuestra protagonista.

Esta historia es el fiel reflejo de la vida, una montaña rusa de emociones, la pareja luchará con uñas y dientes ante las adversidades que les impiden conseguir una estabilidad. Pero cuando las aguas se calman y la felicidad llena el hogar, todo se viene abajo como una baraja de naipes, y no queda más remedio que secarse las lágrimas e intentar seguir adelante.

La vida de Laura no fue un camino de rosas, ha pasado por casi todos los males habidos y por haber, pero jamás tiró la toalla.

Para mí, personas como ella son las verdaderas heroínas, luchó por sus sueños, a pesar de la peligrosidad que ello llevaba consigo, dejó a su familia a quienes profesaba un gran cariño. Se adaptó a una nueva cultura e idioma, hizo todo lo posible para que su hijo no pasara hambre y a cada hachazo que le daba la vida, ella siempre se levantaba.

Laura escribe toda su historia en unas memorias que encarga dar a su nieto cuando esta muriera. Quería abrir su corazón y dejar a alguien que conociera la bonita historia entre ella y Helmunt, contar lo que durante años se había guardado y poder irse en paz.

Una historia que hay que leer con tranquilidad, para saborearla y absorber la cantidad de detalles que nos da la autora de los distintos sitios donde vivió, tanto de la época como de estrategia, de aviones o pensamientos y rumores del momento... una fuente de conocimiento. A pesar de las completas descripciones, el libro no se hace pesado en ningún momento. Eso sí, os aseguro que en muchas partes os será imposible contener las lágrimas.

Para los que quieran una historia especial, profunda y agridulce, os la recomiendo. Para los que esperen un ‘vivieron felices para siempre…’ también os lo recomiendo pero cambiando el ‘chip’.
Por último el título del libro se refiere a una parte del libro preciosa.

“Haz que la vida de nuestro amor no sea como la de una rosa”.

Valoración: Excelente.

Agradecimientos a la editorial.


7 comentarios:

  1. La tengo pendiente, es mi próxima lectura y pinta super bien :3 besos

    ResponderEliminar
  2. Suena como una lectura genial *_* Me lo has vendido totalmente ~~ Además, nunca es poco lo que podemos conocer de la historia del franquismo, una lacra todavía reciente ;)

    ResponderEliminar
  3. Lo tengo también pendiente y estoy deseando ponerme con él, tiene una pinta buenísima
    besos

    ResponderEliminar
  4. Se ve que tiene q ser una lectura q te pueda dejar sin palabras....es lo q me paso a mi, no con este libro, q me lo apunto, sino con uno de Ibirika...te quedas en blanco, no sabes expresar bien lo q te hizo sentir la historia, todo te parece poco..no?

    Feliz domingo!

    ResponderEliminar
  5. Me lo han ofrecido y tu reseña ha hecho que me decida a decir que sí. Espero que me guste tanto como a tí.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Acabo de leer "La vida de una rosa". me parece una historia preciosa y la autora una mujer valiente y luchadora. La parte del verano en Berlin con Helmut en 1939 me pareció una de las historias de amor más bonitas que leí nunca, me gustó mucho cómo cuenta toda su vida en Alemania, sobre todo en Franckfurt. Y el final donde por fin descubrimos el por qué de la culpa que no la deja tranquila y que es demoledor y tristísimo. Super recomendable.Una historia que deja huella y que no se olvidará. Ah! y además es muy "peliculable". Saludos a tod@s.

    ResponderEliminar
  7. Exquisito por la historia y la forma como la cuenta. Gracias Laura, me hubiese encantado conocerte. Cuentas la dura realidad con una naturalidad, frescura, sinceridad que me hace extremecer. Genial.
    Si un día me decidiera a escribir una historia-que me debo-me gustaría hacerlo con esa espontaneidad, sinceridad, frescura, naturalidad, honestidad...Eso sí, a pesar de que has vivido intensamente-cosas maravillosas y otras terribles-, no quisiera pasar por ellas (sin duda has vivido). Es una historia maravillosa e idem de bien contada.Eras una mujer genial para tu época (para esta-por tus principios y valores- aún mucho más).
    Gracias a la editorial por lanzarse (es difícil en este mundillo que alguien se atreva a publicar sin un apellido ilustre -"mediático quiero decir"-). Me ha encantado y lo voy a regalar a algunas personas que se lo merecen y sabrán valorarlo (cuestión de sensibilidad.

    Fermín Gil Alonso (Benidorm)

    ResponderEliminar